Life in Color: Experiencia a Full Color

El pasado viernes 6 de diciembre se llevó a cabo la sexta edición del Life in Color en Costa Rica. Evento que centra su apuesta por un espectáculo de música electrónica con exponentes de a nivel internacional y mucha pintura.

Era la primera ocasión que el equipo de Kilómetro Cero evidenciaba el evento y sin duda no queda más que comentarles sobre la experiencia.

Propuesta nacional

Parte importante de la propuesta de este evento es su incorporación de talento nacional. Djs costarricenses como Disto, Tocuma, DJ Maxx y Sweetbo presentaron su propuesta en el escenario principal a lo largo de la noche. Asimismo, otros 15 djs entre los cuales estaban Faceblind, Maria Wabe, Richard Salazar y Whitenailz presentaron sus mezclas y creaciones en el Hideout Satage by Nocturnal. Un espacio más íntimo que permitía una experiencia sensorial agradable.

Los talentos costarricenses ofrecieron espectáculos de primer nivel que sirvieron para calentar al público y recibir a los headliners de la noche.

Propuesta Internacional

Sin duda la presentación esperada era la de Major Lazer. Pero antes se presentó DVBBS, el dúo canadiense conformado por los hermanos Chris Andre y Alex Andre quienes ya se han presentado en nuestro país.

DVBBS contaba con un show lleno de música EDM, luces, fuego, acrobacias aéreas y por supuesto “manguerazos” de pintura que hicieron que los asistentes disfrutaran a más no poder el salir pintados de pies a cabeza.

Pasadas las 11 de la noche, llego el momento más esperado por los miles de asistentes: Major Lazer salió a tarima. Entre gritos y la emoción a tope, Diplo, Walshy Fire y Ape Drums ofrecieron un show que incluyó sus éxitos y mezclas por más de hora y media.

Life in Color es sin duda una experiencia. Su diseño va más allá de la música que se presenta. La producción se garantiza en ofrecerle al público lo que quiere: vivir una experiencia sensorial para la vista, el oído y el tacto.

El festival cuenta con su presentador de la franquicia Life in Color Sheldon Blake, quien se torna en otro protagonista de la noche. De este evento y de los artistas nacionales nos queda una lección: el público actual no solo busca sonidos, busca una puesta en escena. Artistas que saben moverse por el escenario y acompañarse por otras prácticas artísticas que en conjunto con los ritmos hacen que los cuerpos se muevan toda la noche.

*Fotos de Juan Calivá para Life in Color.