La improvisación colectiva de 3 Ensamble

Conformada por Fede Granados en el saxofón, David Vargas en la batería y Allan Padilla en el contrabajo, 3 Ensamble se abre espacio como una propuesta de jazz que enfatiza el concepto de la improvisación colectiva en la escena local.

El trabajo creativo e intelectual de parte de los tres integrantes para darle forma al proyecto fue arduo. El proceso fue de muchos ensayos, para dar con el producto final. Trabajaron no sólo las grabaciones, sino también el concepto del grupo, cómo iba a funcionar la música y cómo querían presentarla.

La producción del disco contó con el apoyo de varias personas. La grabación fue en el estudio SoloHits, de Checko D'Avila; con Eri Román como ingeniero de grabación. Lo mezclaron con Alejandro Salazar, de Bamboom Estudios. Federico Granados editó algunas de las piezas.

El apoyo de El Sótano durante el desarrollo del proyecto fue vital, ya que tocar allí les dio la madurez necesaria para grabar. Para el concierto de lanzamiento en Las Moiras, contaron con la colaboración de los músicos Fabricio Walker, Jorge Kako y Josh Quinlan. La impresión de los discos físicos estuvo a cargo Carlos Pipo Chávez y Fabiana Obando realizó el arte de este primer álbum de 3 Ensamble.

David, su baterista, resalta que las improvisaciones presentaron un importante reto para la composición. "Ya nosotros teníamos tiempo de haber estructurado cómo iban a ser los temas. Aunque no tengamos un instrumento armónico, no significa que las composiciones no tengan armonía. Es importante para nosotros mantener esas guías, y tratar de que la gente escuche y aprecie esa noción. Las improvisaciones tenían que estar preparadas para la grabación, por factores de tiempo no podíamos llegar al estudio a improvisar".

Componer Jazz en Costa Rica no es labor fácil, y esto es algo que los miembros de 3 Ensamble tienen claro. "En este país la educación formal en Jazz no existe, tenés que tomar clases e investigar por tu cuenta. Ser reconocidos de esta manera, con la posibilidad de poder ganar un premio en categoría Jazz es una gran satisfacción. Como me dijo un músico de Nueva York una vez, el Jazz es evolución y expresión humana; y creo que nosotros nos identificamos mucho con esta manera de pensar, vamos evolucionando con nuestra música. Esto nos da herramientas para nuestro siguiente disco, que ya tenemos grabado, y estamos pensando en un tercero. Hay mucho camino por recorrer.", añade.

Escuchemos más de lo que David Vargas nos comenta acerca de esta nominación en la categoría Jazz.