“Juego de los Diablitos”: fin de año entre danza y cultura.

El pueblo indígena Bruncajc de Boruca, celebra del 30 de diciembre al 02 de enero, sus ya tradicionales fiestas conocidas como “Juego de los Diablitos”.

alt

Esta expresión cultural tradicional representa el drama histórico de la conquista, es decir, la lucha de los borucas, personificados por los cabrû (diablitos) contra los españoles, simbolizados en la figura del toro; enfatizando la resistencia del indígena ante la colonización.

Una representación que implica la participación de un amplio número de actores, entre ellos: Soretca Rójc Mayores, el diablo mayor, diablos menores, arreadores, músicos, el toro, toreros, matadores, colaboradores, “perros”, diablas y la Comisión de Kabrú Rójc, organización coordinadora de las fiestas de la comunidad.

Además de la representación teatral, se puede apreciar expresiones de artesanía para la elaboración de máscaras y atuendos de los diablitos, la música tradicional del juego, instrumentos, cantos, danza, las comidas y las bebidas tradicionales y otros elementos propios de la comunidad.

El “Juego de los Diablitos” como tradición de los Kabrú Rójc, del pueblo indígena Bruncajc de Boruca, así como de Rey Curré, ha sido reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial, mediante el decreto Nº 40766-C, publicado en La Gaceta Nº 237, del jueves 14 de diciembre del 2017.

La primera fase de esta tradición inicia el 30 de diciembre por la noche, momento en que los jugadores suben de manera silenciosa al “cerro donde se nace” o alto Brugra, un lugar cercano al pueblo. Al ser las 12 medianoche en punto, “nacen los diablitos”, luciendo sus máscaras, sus trajes de gangoche, sus adornos y gritos de alegría y compartimiento.

La actividad se lleva a cabo desde las 8 a.m. y se extiende hasta las 6 p.m. Es abierta y gratuita para que todo el público pueda disfrutarla en la comunidad de Boruca, en Buenos Aires de Puntarenas, cuyas fiestas se extienden hasta el 02 de enero.

Un plan diferente para disfrutar este fin de año que se acerca, apreciando nuestra cultura y sus prácticas ancestrales.