Abäk se apuntó al Juego de los Diablitos

Abäk es una banda nacional que utilizando el rock, busca resaltar diferentes ramas de la cultura costarricense.

Ya te hemos hablado de ellos... su objetivo es contar "las historias de nuestra tierra; las contadas, las vividas, las escritas. Historias increíbles que, a causas del bombardeo cultural extranjero, parecieran ir quedando cada vez más escondidas".

["El tambor de Sibö"](https://open.spotify.com/album/1cUnPcjXSAIGKA2f8HuotY?si=EBFHEMqNS3KIMPTRa-NlcQ) es su primera producción discográfica y dentro de este material encontramos la canción ["La Fiesta de los Diablitos"](https://open.spotify.com/track/1Q8QhqEQoNFnC8XJZsbQqv?si=Y5GQH2dQTzydz3TFicRIaA), la cual hace referencia a las tradiciones de nuestros indígenas, por lo que este inicio de año, la banda se aventuró y formó parte del *"Juego de los Diablitos"* y aquí te contamos; pero antes, pongámonos en sintonía:

"El Juego de los Diablitos", es el aspecto más representativo de la identidad y la cultura indígena en Boruca y Rey Curré y ha sido reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial desde el año 2017 (decreto Nº 40766-C)

El pueblo indígena Bruncajc de Boruca lo celebra del 30 de diciembre al el 02 de enero y el pueblo Yimba Cájc de Rey Curré, lo realiza el primer fin de semana de febrero. Los asentamientos se encuentran al suroeste de Buenos Aires de Puntarenas.

"El Juego de los Diablitos" representa el drama histórico de la conquista, es decir, la lucha de los borucas, personificados por los cabrû (diablitos) contra los españoles, simbolizados en la figura del toro; enfatizando la resistencia del indígena ante la colonización.

Andrés Barrantes, vocalista de la banda. Foto cortesía de Abäk

Interesados y comprometidos con su misión, los integrantes de Abäk se unieron a la celebración de este año. Andrés Barrantes, vocalista de la banda, nos comentó sobre la experiencia que tuvieron y nos hace un recuento de los principales momentos ¡Escuchemos!

Los muchachos de Abäk se vieron motivados de participar -al igual que con la producción de su primer álbum, por el interés genuino en estas expresiones interesantes de la cultura que pasan desapercibidas.

Lo colorido de esta celebración y su significado se ve reflejado en el tema de la banda "La Fiesta de los Diablitos"; sin embargo, más allá de la investigación que realizaron para la canción, ellos querían vivirla de primera mano.

Llegada a Boruca. Foto cortesía de Abäk

Se organizaron y se fueron...

En la gira participaron de la banda Andrés Barrantes (vocalista), Erick Ugalde (baterista) y Gabriel Salas (guitarrista). También les acompañaron Zenén Vargas y Nicolás Solera, productores audiovisuales que fueron a documentar la celebración y compilar tomas para crear lo que será el primer videoclip de la banda. ¡Oh sí, se el tema "La Fiesta de los Diablitos", tendrá video muy pronto.

"La experiencia fue muy enriquecedora", nos comentó Andrés y es que imagínense lo que es estar ahí y conocer sobre la elaboración de los trajes, cómo lo viven y los simbolismos que encierra la tradición.

Para la banda, parte de lo más valioso de esta experiencia es que les permitió además de conocer más sobre las tradiciones, aprender sobre los valores y formas de vida de este pueblo indígena. Como nos comentó Andrés, están seguros de que la solidaridad, el respeto, la comunión, así como el amor por la naturaleza, que encontraron en este pueblo les enriquecerá como artistas y a nivel personal.

Erick tomando chicha. Foto cortesía de Abäk

Llegaron el 01 de enero por la tarde, tras un viaje de seis horas desde el GAM, y les recibieron con Chicha. En la foto podemos ver a Erick el baterista de la banda degustando. ¡Y no dejó nada!

Se pusieron en marcha hacia al pueblo para asistir a las actividades y se encontraron con un diablito, quién les pidió ayuda para arreglar su traje.

La fiesta de los diablitos es la actividad cultural de mayor participación y entusiasmo entre los habitantes de Boruca y de otras comunidades indígenas Bribris, Cabécares y Térrabas.

La forma de vestir es sencilla, sobre sus ropas se ponen a manera de bata, un saco de gangoche y una máscara de madera de balsa o de cedro.

La figura de la máscara es de la imaginación personal de quien la confecciona. Los mismos diablos la construyen, adornándolos con cualquier rasgo facial.

Junto a uno de los guerreros. Foto cortesía de Abäk

Esa tarde pudieron ver el final de la celebración, así como visitar el Museo Comunitario Indígena de Boruca, ver las artesanías que elaboran e interactuar con el pueblo.

Y es que en el "Juego de los Diablitos" se puede apreciar expresiones de artesanía para la elaboración de máscaras y atuendos de los diablitos, la música tradicional del juego, instrumentos, cantos, danza, las comidas y las bebidas tradicionales y otros elementos propios de la comunidad.

Esfera de piedra en el Museo Comunitario Indígena de Boruca. Foto cortesía de Abäk 

Según investigamos, días antes de la celebración del juego, el diablo mayor hace una lista de todos los indígenas que desean participar. Tres días antes de la actividad, los admitidos como diablos empiezan a llegar a la casa del jefe de los diablos con donaciones en especies y dinero para preparar los tamales, chicha y comida para los tres días de la fiesta. En Boruca, quienes se encargan de la lógistica es la Comisión de Diablos en conjunto con los jugadores.

El día antes de la celebración, en horas de la mañana "hacen el toro", la máscara del toro, tallada en madera con cuernos naturales de res y una armazón de varillas de guayabo, cubierto con saco de gangoche. Ese mismo día se reúnen todos los participantes y comparten las reglas del juego, así como deciden los roles, entre los que destacan quién será el cajero (tamborilero), el pitero (flautista), el violinista, el maraquero, el acordeonista, los arrieros, vendedores y carniceros.

Parte de la celebración. Foto cortesía de Abäk
>Al siguiente día, desde muy temprano los muchachos de Abäk llegaron para participar de las actividades de todo el día.

En el "Juego de los Diablitos" hay dos personajes principales que aparecen en escena: el toro, que representa al español y los diablos representantes de la comunidad indígena.

Los diablos tienen su propia organización jerárquica. Los diablos mayores son varios, uno de ellos como jefe y los otros son sus ayudantes. Hay también diablos y diablas menores (hombres vestidos de mujer). Los diablos mayores son los responsables directos de la buena marcha del juego, deben controlar la disciplina y son los encargados de ejecutar el castigo correspondiente al diablo que rompa las reglas.

Las etapas de la celebración se resumen en 10 momentos según el Sistema de Información Cultural de Costa Rica y que resumimos a continuación:

  • La Nacencia: A la media noche, previo al día de la celebración, nacen los diablitos. El nacimiento se anuncia con bombetas y toman como punto de partida la colina Brugrá en Boruca o la colina alta en el centro de Rey Curré, desde allí los diablos entonan sus cambutes (caracoles), cuernos y salomas –canto recitado muy expresivo bastante arraigado entre los borucas–, según Acevedo (1986; citado por Vargas, 2005:141). En ese momento se inicia el recorrido por el pueblo, pasando de casa en casa, donde son recibidos con chicha y comidas en cada casa que visitan cantan y "saloman".

  • Aparición del Toro:
    El día de la celebración, con el inicio de la mañana aparece el toro, cuyo objetivo es el de matar a los diablitos.

  • La Lucha.
    Desde que aparece el toro, y durante tres días, los diablitos lucha contra el toro, dirigidos por el Diablo Mayor. Las luchas se dan en varias contiendas al día (por lo general son tres). Cada una de estas contiendas es un viaje alrededor de la comunidad, finalmente, el toro vence y mata a los diablitos.

  • La "Tumbazón"
    Finalmente los diablitos son vencidos por su adversario y sus cuerpos quedan tendidos por el suelo. El último en caer es el Diablo Mayor, a quien se le asocia con el cacique.

  • La Huida.
    El toro huye y se refugia en el monte.

  • Vuelta a la Vida.
    Ante un llamado del Diablo Mayor y su cambute (caracol), los diablos vuelven a la vida y se desata la búsqueda del toro.

  • La Búsqueda.
    Por sí solos o con la ayuda de perros, los diablitos empiezan a buscar al toro. Es una búsqueda ansiosa para darle muerte y alcanzar la victoria sobre su adversario.

  • Hallazgo del Toro.
    El toro es finalmente hallado. Aparece furioso y ataviado de hojas y ramas.

  • La "Quemazón" o Muerte del Toro.
    Los diablitos y la comunidad se ensañan contra el toro, los diablitos pretenden sacrificar al "animal" en una hoguera. La muerte del toro se repite una y otra vez.

  • La "Repartición de carne" o Celebración del triunfo
    El "cadáver" es paseado en llamas por los alrededores. Sus pedazos son vendidos o regalados simbólicamente a los asistentes. Su sangre es la chicha de la que todos beben. Los restos del toro son quemados en una fogata. Todo termina en una fiesta con amplia participación del pueblo y los visitantes, con el que celebran la victoria de los diablitos y la derrota del toro. Con este último paso del juego de los diablitos se simboliza la victoria final del pueblo Brunca sobre los españoles.

Los diablitos "tumbados" antes del acto final. Foto cortesía de Abäk
>Y ahí, la fiesta finaliza y Abak se dispuso a regresar a San José, pero en realidad este es un fin transitorio, porque al año siguiente, vuelven a nacer los diablitos y el toro, repitiendo una vez más la lucha.